martes, 7 de junio de 2011

Cáritas desvela que el Gobierno manchego le debe 4,5 millones

 




La ONG denuncia que ya adelantó ese dinero para atender a los más necesitados.


Suma y sigue. Al Ejecutivo de José María Barreda se le acumulan las denuncias por impagos. Y los últimos en hablar han sido, precisamente, aquellos que más ayudan a los afectados por la crisis.


 Cáritas Diocesana acusó ayer a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de no haberle pagado «ni un solo euro» de los más de 4,5 millones comprometidos en programas para ayudas sociales. Una cantidad que la organización ya ha anticipado para atender a los más necesitados. La organización no gubernamental denuncia, a través de un comunicado, el impago del dinero correspondiente a los programas aprobados para atender a personas sin hogar, drogodependientes, enfermos de sida, mayores y otras personas que necesitan acogida. «La crisis económica ha dejado en la cuneta a mucha gente y sin recursos económicos es muy difícil ayudarles», aseguran desde Cáritas Toledo.

«No tienen nada que comer»


Y es que, además, esta ONG cuenta con un problema añadido, ya que, según explican, sus centros son los primeros a los que se acercan muchas personas cuando «no tienen nada que comer» o, incluso cuando necesitan dinero para pagar el «alquiler, la luz, el agua...». Y frente a estas situaciones de «emergencia social», la organización ha denunciado que ellos «continúan adelantando un dinero que le corresponde pagar a la Administración» y que todavía no les ha entregado. Y más allá de si habrá reuniones entre PSOE y PP para facilitar el traspaso de poder, los populares no cejan en sus denuncias y ayer volvieron a dejar claro, por si alguien tenía aún dudas, cuál es la situación real en la comunidad.

Fue el coordinador de Economía del PP en Castilla-La Mancha, Marcial Marín, quien apuntó que la deuda real de la región «hasta ahora son 6.758 millones, el 19,2% del PIB». Marín añadió que el problema «es que llevamos déficit arrastrado durante los tres últimos años». Para ser exactos, respecto a las posibles facturas no contabilizadas en la comunidad, Marín señaló que, según sus cálculos, «el déficit de la Junta de Comunidades asciende a 800 millones y el del Servicio de Salud (Sescam) a 250, el de los organismos autónomos a 100, y estamos hablando de un déficit superior a 1.200 millones más las facturas que pueden llegar a los 2.000».
Pobre desesperado


Una situación similar en Asturias a tenor de los «indicios»

La presidenta del PP de Gijón, Pilar Fernández Pardo, aseguró ayer que existen «muchos indicios» para pensar que en Asturias «puede haber ocurrido lo mismo» que su partido ha denunciado en Castilla-La Mancha. Fernández Pardo destacó que ya se ha denunciado que «se habían montado muchas empresas públicas   paralelas», a las que llamó «chiringuitos». Además, apuntó que también ha habido informes de la Sindicatura de Cuentas que avalaban que «los contratos no se estaban haciendo de manera regular».

No hay comentarios:

Publicar un comentario